Sobre mí

Mi nombre es Carlos, tengo 30 años, y creo que internet es un gran invento. No sólo porque como empleado de una agencia de Internet me gano mi sueldo, sino porque también me permite estar informado, entretenido – en cualquier momento del día – o de la noche. Y lo mejor de esto es que lo puedo aplicar a todas las materias y áreas de interés: De la A (lopecia) a la Z (inc), por así decirlo.

Hablando de todo un poco

Con la red puedo hacer cosas con las que mis padres sólo podían soñar. Puedo estar en contacto con la gente que he ido conociendo a través de mis viajes y ser participe de sus vidas. Tampoco tengo que correr el sábado al centro de la ciudad, que siempre está llena de gente, para comprar libros, películas o cosas para mis hobbies. Un clic y mis pedidos llegan un par de días después a mi casa. Por no hablar de las entradas que se pueden comprar en internet para el cine, el tren o el avión. Y para casi todos los casos, desde hace poco hay una aplicación que me permite comprar desde en cualquier parte y a cualquier hora.

En boca cerrada no entran moscas

Si hubiera un grupo de apoyo sobre la pérdida de pelo, debido a mi carácter, me sería muy difícil decir cara a cara el sufrimiento que estoy padeciendo a causa de mi calvicie. Sobre este tema tendría mucho que contar: es para cualquier persona a quien le gusta pasar el tiempo libre y los fines de semana dando vueltas por el barrio, un gran problema que a causa de la caída del cabello, se quede muchas veces en casa o vea como sus amigos siempre salen con las mejores chicas, y no solo porque tengan mejor apariencia sino porque se sienten más seguros de si mismos.

Al final son más felices los que dan que los que reciben

He tardado mucho tiempo en aceptar el problema y renunciar a la gorra con la que disimulaba mi calvicie. También dejé de tener la esperanza de volver a tener la cabellera de antaño. Durante todo este tiempo, he aprendido mucho sobre el cuidado adecuado del cabello, sobre los diferentes tipos de calvicies, causas y tratamientos para parar la pérdida de pelo. De todo esto he aprendido a confiar en las páginas webs que se basan sobre todo en experiencias personales. Por eso, he decidido crear este sitio: Para compartir mi experiencia con vosotros. Si quieres contarme tus experiencias, utiliza simplemente el botón de contacto del lado derecho. Siempre que los consejos sean útiles e interesantes para los demás, los publicaré, con vuestro permiso en mi libro de visitas.

 

Mi experiencia con la caída del cabello

Antes de que pudiera admitir a mí mismo y al resto del mundo, que sufría una importante pérdida de cabello, estuve 10 años haciendo de todo para disimular. Cada vez y con más frecuencia llevaba gorras de béisbol o capucha. Mientras yo estaba intentando llevar una vida normal disimulando mi problema, visité a varios médicos y casi todos coincidían en el diagnóstico, todos me decían que mi calvicie se debía a causas hereditarias y que debía aprender a aceptar la pérdida de cabello. Por otro lado:¿tenemos que quedarnos de brazos cruzados esperando sin hacer nada, mientras uno, siendo relativamente joven, se va quedando calvo? ¿Quién quiere tener una “frente grande”, unas buenas entradas o un pelo escaso si se encuentra en plena juventud?

¿Perder 100 pelos al día?

Mi problema ya había comenzado justo después de mi vigésimo primer cumpleaños. En ese momento yo estaba estudiando y de repente empecé a notar como iba perdiendo más pelo del que pensaba que era normal. En Internet pude leer que los expertos consideran una pérdida de 100 pelos al día como algo normal. Ahora bien, es algo difícil, ponerse cada mañana a contar los pelos que uno pierde, pero yo ya me había dado cuenta de que había más de 100 pelos en el peine, eso sin contar con los que se quedaban pegados a la ropa. Primero fue el retroceso en la parte frontal, pero el pelo aún se podía peinar. Al mismo tiempo, el pelo de la cabeza era cada vez más fino y se quebraba con mucha más facilidad. ¡Que siendo tan joven me iba a quedar tan poco pelo en la cabeza era una cosa que no había calculado!

Caída del cabello. ¡Pura desesperación!

Mi odisea en términos de pérdida de cabello se inició con los remedios habituales que suelen tomar las personas que empiezan a tener este problema, es decir, los remedios milagrosos existentes en la industria dermatológica para la pérdida de cabello, lo malo es que no me dieron los resultados prometidos. En mi caso, por desgracia, no pasó nada, yo seguía perdiendo pelo y cada vez a mayor velocidad y encima no veía que creciese pelo nuevo. Después empecé a tomar cinc y biotina en grandes cantidades porque había leído que la carencia de biotina acelera la perdida de pelo y que era muy importante reponer biotina en el cuerpo. En mi caso tampoco funcionó.

seguir leyendo