¿Puede volver a crecer el pelo que se ha caído?

Regeneración o no del pelo caído, he ahí la cuestión.

La caída del cabello afecta a todos los seres humanos, incluso a los bebés. Inevitablemente, todos perdemos durante la corta vida de la raíz capilar algunos cabellos. Por tanto, la caída del cabello es algo totalmente natural, siempre y cuando no se limite a una zona concreta de la cabeza, ni supere los 100 cabellos diarios de media. De otra manera hablamos de efluvio, o lo que es lo mismo, de una anormal caída del cabello, la cual puede conducir a la alopecia.

Para muchos afectados hay una pregunta muy importante: ¿Vuelve a nacer después de la caída el cabello perdido? Lamentablemente, no existe una respuesta única, pues depende principalmente del motivo de dicha caída.

Casos en los que vuelve a crecer el pelo que se ha caído

El crecimiento de un nuevo pelo siempre se produce cuando la caída ha sido parte del ciclo natural de vida del cabello, el cual dura entre tres y seis años. Cuando la pérdida se debe a una carencia de nutrientes, también vuelve a crecer una vez que se reponen las vitaminas, aminoácidos y oligoelementos necesarios  mediante complementos alimenticios para el desarrollo de las raíces capilares. Si la caída del cabello se debe a una enfermedad, infección (alopecia parvimaculata) o a situaciones de estrés, entonces es muy probable que el cabello vuelva a crecer una vez superada dicha enfermedad o infección o una vez que la situación de estrés haya pasado. Lo mismo vale casi siempre para los casos en los que la caída del cabello es un efecto secundario de algún fármaco o tratamiento médico. También en los casos de caída circular (alopecia areata) las calvas desaparecen al terminar la terapia o algún tiempo después. No obstante, en algunos pacientes con enfermedades autoinmunes dichas calvas permanecen debido a los efectos de la enfermedad. Algunos estudios muestran que en el caso de la caída de pelo difusa se puede dar la regeneración del cabello perdido. En este sentido, parece que son especialmente efectivos algunos remedios que contienen vitamina B, especialmente biotina y aminoácidos como la arginina y la metionina.

Casos en los que el cabello que se ha perdido no vuelve a crecer

En el tipo de alopecia más extendido, la alopecia androgénica, incluso después de un tratamiento médico por lo general el pelo que se ha perdido no vuelve a crecer, o al menos no lo hace de modo suficiente.

Un análisis de diferentes productos contra la caída genética del cabello, realizado por una fundación alemana de calidad en el año 2003, concluyó que son muy pocos los productos que realmente tienen algún efecto positivo sobre la caída del cabello. Los análisis demostraron que solamente dos productos –Propecia con el agente activo Finasterid y Regaine, con el agente activo Minoxidil- al menos pasaron el test de calidad con un „apto con limitaciones“. Pero incluso estos productos sólo pueden, según los análisis del la fundación, ralentizar la caída genética del cabello y, en el mejor de los casos, detenerla. Incluso los estudios más optimistas están de acuerdo con que en el mejor de los casos el efecto es positivo, pero sólo dura mientras se consume el medicamento, y una vez que éste se deja de tomar su efecto desaparece.

A decir verdad, la ingesta de nutrientes no puede considerarse una solución global en el caso de la caída androgénica del cabello. No obstante, varios análisis muestran que, por ejemplo, una carencia de hierro, unida a un ya bajo nivel de hierro pueden ser la causa de un aumento del problema en el caso de la caída del cabello de tipo genético y en ese caso un suplemento de hierro conduce en muchas ocasiones a una clara mejoría.

En el caso de la alopecia areata atropicans, una forma específica de caída del cabello circular, se produce una auténtica destrucción del núcleo capilar, por lo que por regla general no es posible ningún tipo de regeneración capilar. También en el caso de radioterapia las raíces capilares suelen quedar tan dañadas que imposibilitan un nuevo crecimiento del cabello caído, siendo muy pocas las excepciones.

El aumento de la caída del cabello también está relacionado con la edad avanzada (alopecia senilis). Lamentablemente es del todo natural que a partir de una determinada edad el cabello no se regenere o al menos no lo haga de forma total.

seguir leyendo