Los nutrientes más importantes para el cabello

¿Por qué son los nutrientes tan importantes para el cabello?

El pelo necesita nutrientes como las vitaminas, los aminoácidos y los oligoelementos para un crecimiento saludable. Si estos no se suministran, o se suministran de manera insuficiente, entonces los folículos capilares se vuelven más pequeños y delgados o incluso comienza a caerse el pelo. Muchos de los tipos de caída del cabello pueden disminuirse con un adecuado consumo de nutrientes, los cuales pueden también suministrarse en modo de suplementos alimenticios. Así lo demostró un estudio del Hospital Universitario de Zúrich (Suiza), al comprobar el éxito de un preparado de vitamina B y cistina (obtenida de la oxidación de dos moléculas del aminoácido cisteína) para los casos de caída difusa del cabello. El director del proyecto recomendó también tomar dichos suplementos alimenticios en los casos de caída androgénica del cabello, pues algunos nutrientes juegan un papel muy importante para el cabello. Dichos nutrientes son los siguientes:

 

Vitamina B

Prácticamente todas las vitaminas del grupo B son importantes para tener un pelo sano y fuerte. Destacables dentro de este grupo son las vitaminas B3 (niacina o ácido nicotínico), B5 (ácido pantoténico), B6 (piridoxina) y B7 (biotina). Con su ingesta no sólo se fortalece el pelo, sino que también se favorece la regeneración del tejido en las raíces del cabello. Especialmente destacable es la fórmula activa de la vitamina B6, el fosfato de piridoxal, pues es necesario para todas las transformaciones necesarias de los aminoácidos. Precisamente la biotina, también conocida como vitamina H, es muy importante, pues se ocupa de la resistencia y brillo del cabello. Además, previene las inflamaciones de las raíces capilares, las cuales pueden conducir a la pérdida de pelo. Los típicos síntomas de falta de biotina son, entre otros, la caída del cabello, así como cambios en su color.

 

Metionina / Cisteína

El pelo está compuesto, en gran parte, de queratina. Si no hay suficiente cantidad de queratina disponible, el pelo se vuelve más frágil y menos resistente.  La queratina se forma a partir de aminoácidos azufrados, de los cuales los más importantes son metionina /cisteína.  Debido a que la metionina y la cisteína son aminoácidos que contienen azufre, pueden formar, además de cadenas largas, también enlaces químicos entre sí.  Mediante esta reticulación suplementaria que se puede formar con ayuda de los así llamados puentes disulfuros, se pueden crear, gracias a la cisteína, estructuras especialmente resistentes que proporcionan al pelo una mayor fortaleza y estabilidad. Mientras en el pasado los productos contra la caída de pelo utilizaban generalmente cisteína, en la actualidad se observa cada vez más el uso del aminoácido metionina.

 

Arginina

El aminoácido arginina es importante para el pelo porque se ocupa de proporcionar un mejor riego sanguíneo a las raíces capilares. De este modo los nutrientes pueden llegar mejor al cabello y como consecuencia éste crece mejor. Aunque en principio el cuerpo es capaz de fabricar por sí mismo la arginina necesaria para el organismo, a veces puede haber una carencia de dicho aminoácido. Diversos análisis demuestran que factores como el estrés o algunas enfermedades pueden provocar una producción insuficiente de arginina, siendo necesario suministrar un suplemento.

 

Glutamina

También el aminoácido llamado glutamina y su derivado, el ácido glutamínico favorecen el crecimiento del cabello. El cuerpo es capaz de producirlo en cantidades suficientes, pero a partir de una cierta edad, o debido a factores como el estrés, puede no encontrarse en proporciones adecuadas.

 

Cinc

El oligoelemento cinc favorece al pelo en más de una faceta. No sólo se encarga de facilitar la formación de células capilares y de potenciar el crecimiento del cabello, sino que también es responsable en gran parte de la formación de la queratina y además protege las raíces capilares de la inflamación, de un modo parecido a como lo hace la biotina. El cinc es necesario para la formación de colágeno, que a su vez se encarga de crear el tejido conjuntivo en el que se encuentran las raíces capilares. El consumo de suplementos alimenticios ricos en cinc es aconsejable por diversos motivos. Para empezar, cada vez es más frecuente en nuestra sociedad una alimentación pobre en cinc. Segundo, este oligoelemento no es almacenado por nuestro cuerpo, por lo que debe ser suministrado de modo regular.

 

Hierro

Diversos estudios muestran que la carencia de hierro provoca caída del cabello, pues este oligoelemento, como parte de la hemoglobina, es responsable del transporte del oxígeno a la sangre. Sin oxígeno no hay crecimiento posible. Especialmente en el caso de los vegetarianos son recomendables los suplementos de hierro. Además es importante combinar el hierro con vitamina c (ácido ascórbico), que se encarga de que éste se una a los glóbulos rojos (eritrocitos) y pueda llegar a los cabellos.

seguir leyendo