Prevenir la caída del cabello

La caída del cabello se puede prevenir sólo de manera parcial

Existen lamentablemente muchos tipos diferentes de alopecias, con causas muy diferentes, y no todas son prevenibles. En cualquier caso, si se manejan algunas claves sobre las causas de dicha caída siempre se podrán disminuir las probabilidades de sufrir el problema.

La ayuda de los nutrientes

Si usted desea conservar un pelo sano deberá procurarse una gran cantidad de nutrientes. Entre ellos destaca la vitamina B7, a la cual hay que agradecer la fortaleza, resistencia y brillo del cabello. Debido a que la caída del cabello también puede ser producto de diversas infecciones, la biotina es una buena medida de prevención. Esta sustancia, también conocida como vitamina B7 o vitamina H, protege las raíces capilares de posibles inflamaciones. Es más, la falta de biotina puede conducir directamente a la caída del cabello. También es importante aportar al organismo suficientes aminoácidos como la cisteína, la arginina o la glutamina, los cuales en ocasiones no se encuentran en nuestro cuerpo en cantidades adecuadas, sobre todo al llegar a cierta edad.

Además, el cabello necesita oligoelementos. Especialmente importantes son el cinc –que al igual que la biotina previene las inflamaciones- y el hierro. Sobre todo en personas que están a dieta o que llevan una alimentación poco variada estos oligoelementos se encuentran muchas veces en cantidad insuficiente en el organismo. Los suplementos nutricionales pueden ser en este caso una buena ayuda. No obstante, hay que destacar que la aportación de dichos nutrientes sólo tiene efectos profilácticos en algunos casos concretos de caída del cabello.

Evitar el exceso de estrés

Parece que existe una relación directa entre exceso de estrés y algunos tipos de caída del cabello. Así,  por ejemplo, está ampliamente comprobado que la alopecia difusa, la cual lleva a una pérdida de cabello en toda la cabeza de modo general, puede ser producto del estrés. Algunos estudios médicos afirman que la alopecia circular (circumscripta) empeora con el estrés y a veces hasta puede ser causada por este. En esta enfermedad inflamatoria del cabello se crean calvas redondas en diferentes zonas de la cabeza.

Serenidad en vez de estrés

Algunos estudios llevados a cabo por la fundación alemana Berliner Charité y por el Hospital Universitario de Hamburgo muestran que el estrés afecta negativamente al ciclo capilar. Demasiado estrés no sólo puede inflamar las raíces del cabello, sino que también puede acortar la fase de crecimiento del mismo. Resultado: el pelo se cae antes. Ya que el estrés, sobre todo si se sufre durante un periodo largo, es tan poco saludable, que sería mejor evitarlo y no sólo para mejorar el estado de nuestra melena.

seguir leyendo